PREGUNTAS FRECUENTES

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 34 del Código del Trabajo, la jornada laboral debe dividirse en dos partes, dejándose entre ellas un lapso de tiempo no inferior a media hora para la colación, tiempo intermedio que no se considera trabajado para computar la duración de la jornada diaria. De esta forma, el legislador sólo ha limitado el período de descanso para colación a un tiempo mínimo, no inferior a media hora, por lo que, en principio, no habría inconveniente para que las partes puedan acordar un lapso superior a media hora. En nuestro sector, se aplica el uso de costumbre: 15 minutos para el desayuno (convencional) y 45 minutos de colación. 

El Código del Trabajo, establece en el Art. 21. Jornada de trabajo es el tiempo durante el cual el trabajador debe prestar efectivamente sus servicios en conformidad al contrato (jornada activa). Se considerará también jornada de trabajo el tiempo en que el trabajador se encuentra a disposición del empleador sin realizar labor, por causas que no le sean imputables (jornada pasiva). Por lo tanto, en nuestro sector se han establecidos acuerdos que puedan aportar a la integridad y descansos de los trabajadores. Acordando los siguientes casos:

Proyectos “En de Santiago”:

La jornada comienza y termina en locación que están citados los trabajadores.

Proyectos “Fuera del radio urbano de Santiago”:

Para los proyectos en que el lugar de trabajo se realice a una distancia mayor a 30 kilómetros desde un punto 0. —El horario deberá computarse, en tal caso, desde la hora de citación y presentación de este punto, hasta el regreso del mismo al lugar de que se trate. El punto 0 será un lugar a convenir.

Proyectos “Fuera de Santiago”:

Cuando se duerme fuera del hogar. La jornada ordinaria comienza a la salida del lugar de alojamiento u hospedaje y termina a la llegada del mismo lugar.

En base su consulta, se informa que la Dirección del Trabajo ha señalado en dictamen 1644/16 de 18.04.2013, que a los trabajadores de artes y espectáculos, regidos por las normas contenidas en el Capítulo IV del Título II del Libro Primero, del Código del Trabajo, no les asiste el derecho para que en el respectivo mes calendario a lo menos dos de los días de descanso sean otorgados en domingo. http://www.dt.gob.cl/legislacion/1624/w3-article-101888.html

Además, el  articulo 145 D del código del trabajo establece lo siguiente:

Los trabajadores de artes y espectáculos están exceptuados del descanso en domingo y festivos, debiendo el empleador otorgar en tales casos un día de descanso compensatorio por las actividades desarrolladas en cada uno de esos días, aplicándose a su respecto lo dispuesto en el artículo 36 de este Código. El descanso señalado en dicho artículo tendrá una duración de treinta y tres horas continuas.

Cuando se acumule más de un día de descanso a la semana, las partes podrán acordar una especial forma de distribución o de remuneración de los días de descanso que excedan de uno semanal. En este último caso, la remuneración no podrá ser inferior a la prevista en el artículo 32 de este Código.

En conclusión a su consulta, no les asiste el derecho de descansar domingo, puesto que están en el 38 número 4 del código del trabajo.

En el sector Audiovisual, la recomendación que hace el Sindicato y la aplicación que se utiliza por uso de costumbre es trabajar 2 domingos al mes.

Artículo 145-G.- En los contratos de trabajo de duración inferior a treinta días, las remuneraciones se pagarán con la periodicidad estipulada en el contrato de trabajo, pero los períodos que se convengan no podrán exceder de su fecha de término.

Para verificar que se trata de ELEMENTOS DE LA SUBORDINACIÓN O DEPENDENCIA  (característica determinante de la relación de trabajo que debe materializarse en un contrato individual de trabajo.)

La subordinación o dependencia es el sometimiento – en relación a las labores ejecutadas – a la forma y condiciones impuestas por el empleador.

Luego la subordinación se materializa por la obligación del trabajador, de forma estable y continua, de mantenerse a las órdenes del empleador y de acatarlas. Es el poder de mando del empleador, traducido en la facultad de impartir instrucciones, de dirigir la actividad del trabajador, de controlarla, e incluso de dar término a la relación laboral cuando aflore una justa causa de terminación.

En términos prácticos, en un rodaje ningún trabajador elige el horario para acudir a realizar sus labores. No elige donde ir a realizarlo. Esto se realiza bajo órdenes e instrucciones del empleador, es decir existe Subordinación y Dependencia que se debe materializar en un Contrato Laboral.